Most Recent

Recibe reflexiones:

Archive for junio 2009

En tiempos de prueba
A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.
Salmo 25:1


El cristiano encuentra algunas cosas muy difíciles de entender. Una de ellas es el dolor y el sufrimiento de los hijos de Dios. Cuando pasan por el dolor y la prueba, muchos se preguntan: «Si soy hijo de Dios, ¿por qué me suceden estas cosas? Si el ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, ¿por qué sufrí este accidente?» Los interrogantes se multiplican y se agravan cuando nos comparamos con otros que, según nos parece, sufren menos a pesar de que no son fieles a Dios.El dolor y el sufrimiento son una realidad de la vida que afecta a todos los seres humanos, sean cristianos o no. El sufrimiento es un hecho de la vida. La vida es injusta. Vivimos en un mundo caído donde reinan el pecado y la muerte. Dios quiere rescatarnos de aquí, pero el rescate es doloroso para él y para nosotros. Quizá te preguntes: «¿Cuál es, la diferencia entre el que sirve a Dios y el que no lo sirve?»Sí hay una diferencia. Los cristianos tienen una ventaja. Como hijo amado de Dios, el creyente cuenta con la dirección y la presencia de su amoroso Padre celestial. El Señor dice en su Palabra: «Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti» (Isa. 43: 2).Dios no te ha prometido librarte del sufrimiento. Lo que sí te asegura es que estará contigo en el horno de la aflicción hasta el final. Busca al Señor en tiempo de paz, para que cuando llegue la hora de crisis puedas tener confianza en él. Entonces tu primera reacción será confiar en Dios, buscar y clamar en oración a tu Padre celestial. Buscar a Dios en los buenos y en los malos tiempos te ayudará a recordar tu posición como hijo de Dios.No tomes ninguna decisión cuando seas golpeado por el dolor. Haz como Job, que «se postró en tierra y adoró». Entonces sabrás lo que debes hacer. Evitarás mucho dolor y muchos errores si acudes primero al Señor. No te muevas. Escucha primero la voz de Dios. Él te indicara qué tienes que hacer. Tiene muchas formas de acercarse a ti para hablarte: a través de un sermón, al escuchar un himno, o a través del consejo de otro cristiano. Sin embargo, el método normal es a través de su Palabra.¿Has caído en el horno de la aflicción? Busca al Señor, y él te responderá.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/

Comments Off
Las Sorpresas de Dios
Y le dieron las nuevas, diciendo: «José vive aún; y él es señor en toda la tierra de Egipto». Y el corazón de Jacob se afligió, porque no les creía.
Génesis 45:26

La noticia que recibió Jacob le estremeció el cuerpo y estuvo a punto de paralizarle el corazón. Durante más de veinte años había creído que su amado hijo estaba muerto. De repente, le dan la noticia de que está vivo. Todos los que tenemos hijos comprendemos un poco el dolor del corazón de aquel padre. ¡Cuántas lágrimas! ¡Cuánto dolor! ¡Cuántas horas de agonía a causa de la terrible pérdida! Y cuando le dieron la gran noticia de que su hijo vivía «el corazón de Jacob se afligió, porque no les creía».La noticia de que su hijo aún vivía sobrepasó cualquier cosa que el patriarca hubiera imaginado jamás. Esta dramática historia es como un consuelo para los padres que han perdido a sus hijos, no solo en la muerte, sino en el camino del bien. Me emociona pensar que Dios piensa devolverles sus hijos a todos los padres que han sufrido el mismo dolor que sufrió Jacob.Jacob ya había llegado a la conclusión de que José había muerto. Era algo que estaba sellado y confinado al recuerdo doloroso del corazón del padre. El recuerdo y el dolor habían hecho su morada en su interior. ¡Qué maravilloso debe de haber sido saber que su hijo amado todavía estaba vivo!El corazón de Jacob recibió otro sobresalto cuando supo que José, su hijo, era «señor en toda la tierra de Egipto». Estos son los finales de Dios. Así serán todos los finales, para todos los hijos, para todos los padres, en el reino de los cielos. Todos los finales estarán más allá de la comprensión de la mente humana. Eso es lo que fascina a Dios. Se dedica a hacer cosas que sobrepasan nuestra imaginación. Es el tipo de sorpresas que está preparándonos en la tierra nueva.El apóstol Pablo dijo que las sorpresas que Dios tiene preparadas para nosotros son inimaginables para el corazón y la mente del ser humano: «Antes bien como está escrito: cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman» (1 Cor. 2: 9). Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Si pudiéramos ver lo que tiene en mente, nos quedaríamos pasmados de ver las grandes soluciones que tiene reservadas para cada uno de nuestros problemas.Decide hoy creer que Dios cumplirá los deseos de tu corazón de una manera inimaginable.


Comments Off
Junio 28
Creyó en Jesús y recuperó la vida de su hija
Entonces vino un hombre llamado Jairo, que era principal de la sinagoga, y, postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa.
Lucas 8:41


La niña tenía doce años de edad y era la luz y la alegría de la casa y del corazón de Jairo, su padre. Jairo era un hombre muy respetado como jefe de la sinagoga. Un día la niña contrajo una extraña enfermedad. Su rebosante salud se fue deteriorando rápidamente. Se puso delgada, pálida y demacrada. Su permanente alegría desapareció. Los mejores médicos de la región, para la desesperación y la angustia de Jairo, fracasaban uno tras otro.Cuando el último de los médicos desahució a la niña, Jairo sintió que su alma también quedaba desahuciada. No podía imaginarse la vida sin la que era la luz de sus ojos. Su corazón de padre sintió que moriría junto a su hija.Precisamente por esos días Jesús había regresado a Capernaúm. Jairo se enteró y, aunque su condición de jefe de la sinagoga no le hacía fácil hablar con alguien sospechoso para los dirigentes espirituales de la nación, fue a buscarlo. Cuando lo vio, se postró a sus pies y, desde el fondo de su desgarrado corazón de padre, sin importarle lo que dijeran quienes lo veían asombrados, le pidió que sanara a su hija.En ese momento, unos mensajeros vinieron y le dijeron: «Tu hija ha muerto». Jairo sintió que una espada gigantesca le atravesaba el corazón. Entonces Jesús le dijo: «No temas; cree solamente y tu niña será salva».Cuando, acompañado de unos discípulos, Jesús entró en la casa de Jairo, contempló el rostro de la niña, que yacía inerte en el lecho. «Está muerta», le dijeron los familiares deshechos en llanto. Jesús dijo: «No, solo duerme». Y los incrédulos se burlaron. Entonces el Maestro se dirigió al lecho donde estaba la niña, y le dijo: «Muchacha, levántate».Jairo comprendió a través de una desgarradora experiencia que hay cosas más importantes en la vida que las riquezas materiales y el reconocimiento social. Ni todas sus riquezas juntas, ni todo su poder, podían devolverle la vida a su hija. Solo el poder de Jesús. Jairo así lo creyó.«Cree solamente», fue todo lo que pidió Jesús, «y tu hija será salva». Cuando estemos frente a cualquier situación, por dolorosa que sea, recordemos las palabras que Jesús le dirigió a Jairo: «Cree». Arrodillémonos delante de Jesús, el dador de la vida y el vencedor de la muerte.
Comments Off
Junio 27
Salvados de la tempestad
Él les dijo: «¿Por qué teméis, hombres de poca fe?» Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. Y los hombres se maravillaron, diciendo: «¿Qué hombre es este, que aun los vientos y el mar le obedecen?»
Mateo 8:26,27


Las olas estaban a punto de volcar la embarcación. La tempestad azotaba sin misericordia aquella barca y aquellos hombres. Bajo un firmamento negro, cruzado de rayos amenazadores, sentían que en cualquier momento perecerían, en medio de la vorágine del mar embravecido.En la misma barca estaba Jesús, quien, agotado por las intensas actividades de la jornada, dormía profundamente. Al principio, los discípulos, ocupados como estaban en la lucha por mantener a flote la barca ante los embates del mar, no se acordaron de que con ellos viajaba el Hijo de Dios. Sin embargo, cuando todo parecía perdido, cuando la barca ya no podía resistir más, cuando parecía que el mar profundo se los tragaría en cualquier momento, los discípulos se acordaron de Jesús. Con el terror de la muerte reflejado en el rostro y en el tono de la voz, despertaron al Maestro y le dijeron: «¡Señor, sálvanos, que perecemos!» El Hijo de Dios despertó, reprendió brevemente a sus discípulos por su falta de fe, y ordenó callar y enmudecer a la terrible tempestad. De inmediato, las aguas turbulentas se tranquilizaron. Una suave brisa rizó las serenas aguas del lago. Las estrellas festejaron el milagro de Dios. Los discípulos respiraron aliviados y dijeron asombrados: «¿Qué hombre es este, que aun los vientos y el mar le obedecen?»Cuando el médico nos da el diagnóstico que nos confirma una terrible enfermedad de un ser querido, cuando el banco nos urge a pagar y nos amenaza con el embargo de la casa, sentimos como si nos atacara una terrible tempestad. El temor atenaza nuestro espíritu y {laqueamos. Con frecuencia, cegados por el temor, perdemos la perspectiva y olvidamos que junto a nosotros está Dios.La angustia que nos invade es consecuencia de nuestra poca confianza en Jesús. Está junto a nosotros el que es capaz de dominar vientos y mares y calmar cualquier tipo de tempestad que ataque nuestra vida. Ahí está nuestro Salvador, esperando nuestras oraciones para cumplir las promesas que nos ha hecho.Recuerda que no hay mar embravecido que Jesús no pueda serenar. No existe problema, por difícil que sea, que Jesús no pueda resolver, ni montaña que no pueda hacer desaparecer, ni tinieblas que no pueda disipar. Cuando sientas que las dificultades de la vida te ahogan, ten confianza en Jesús. No te dejará perecer.
Comments Off

ACTUANDO CON EL PODER DE DIOS
Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros. Mateo 10:20

¡Qué extraordinaria promesa hizo Jesús a los siervos de Dios que salen a cumplir la comisión que él les ha encomendado! Cuando se vieran obligados a hacer frente a la oposición, cuando fueran llevados ante autoridades civiles o religiosas para dar testimonio de su fe, no habían de temer. No tenían que preparar discursos y argumentos muy bien pensados, sino esperar el cumplimiento de su promesa: «Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros» (Mat. 10: 20).Los misioneros cristianos nunca deberían olvidar que hablan como representantes o embajadores de Cristo (2 Cor. 5:19,20), y nunca han de presentar sus propias teorías como si fueran verdad. Si así lo hicieran, podrían ser calificados de falsos profetas. La razón es que el Espíritu Santo debe hablar a través de los representantes de Dios siempre, especialmente en momentos de crisis.Por otra parte, ¿has pensado alguna vez que Dios requiere mucho más de lo que crees que puedes hacer? ¿Te sientes a veces incómodo por las exigencias de Dios? ¿Te atemorizan algunas cosas que, como cristiano, tienes que confrontar? Deja de pensar en eso. Dios ha prometido su Espíritu Santo para hacer posibles todas las cosas. La presencia del Espíritu Santo no se dio para dejar a nadie en la inoperancia. El Espíritu Santo es un clamor incansable dentro del corazón del cristiano. No es un huésped pasivo. Es el rugir del poder de Dios, es el trueno de la mañana, es el rayo de la vida eterna. Trabaja dentro de uno para ayudarnos a ser y alcanzar todo aquello para lo cual nacimos de nuevo del agua y del Espíritu.¿Deseas que los demonios huyan ante tus palabras? Entonces salúdalos con el poder de Dios, y serán expulsados con el poder del Espíritu Santo que reside dentro de tu corazón. Recuerda que Jesús dijo a sus discípulos que no debían temer a ninguna cosa. Jesús les recordó que en la hora de la necesidad más profunda, y en el momento de las circunstancias más adversas y difíciles, ellos encontrarían su suficiencia. Estas mismas palabras se te aplican a ti ahora, y mantienen hoy toda su frescura. Tú tienes la fuerza, el poder más grande del universo: el maravilloso Espíritu de Dios, morando en tu corazón.Decide hoy no dar cabida al temor que paraliza el corazón. Que tu lema sea: «Temor, nunca más. Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Comments Off
Recordatorios del bien
Jonatán respondió y dijo a Adonías: «Ciertamente nuestro señor el rey David ha hecho rey a Salomón».
1 Reyes 1:43


Estás en sintonía con la voz de Dios? ¿Quiénes son las personas que Dios está usando para preservarte del mal? ¿Tu esposa? ¿Un amigo de confianza? ¿Un pastor? ¿Cómo respondes a sus consejos?Aprovechándose de la vejez del rey David, su hijo Adonías decidió proclamarse rey de la nación. Sin duda, Adonías se sentía el hombre más capacitado para el puesto. Después de todo, él era el siguiente en el derecho de sucesión al trono tras la muerte de su hermano mayor, Amnón. Así que elaboró una lista de invitados especiales para hacer el anuncio de que se proclamaba rey. Invitó a todos sus hombres de confianza y a sus hermanos, excepto a Salomón, que era al que David había elegido para sucederlo.Otro de los nombres que faltaba en la lista era el del profeta Natán, el hombre que había sido un oráculo de Dios para el rey David. Fue el profeta que había confrontado a David para concienciarlo del pecado que había cometido con Betsabé y Urías. Cuando se necesitaba un mensaje divino, el hombre que sin falta debía estar presente era el profeta Natán. Pero Natán no estaba en la lista de los invitados de Adonías.Adonías había llegado a un punto en que no quería que nada ni nadie le recordara la voluntad de Dios. Con esa actitud es fácil imaginarnos cómo se desenvolvió la reunión convocada por él. La actitud de Adonías se parece a la de muchos hoy. Cuando deseamos hacer algo que va en contra de la voluntad de Dios, lo último que queremos que se cruce en nuestro camino es algo o alguien que nos recuerde la voluntad divina. Siempre, antes de recorrer el oscuro callejón del pecado, tendremos que desembarazarnos de personas y cosas que puedan despertarnos la conciencia para incitarnos al bien. Lo malo es que a menudo "ordenamos" guardar silencio al Espíritu SantoSi anhelas hacer la voluntad de Dios, pon como número uno en tu lista de invitados al Espíritu Santo; luego, a todas las fuerzas que te llevarán por la senda del bien. Dios quiere que tengas a tu alrededor recordatorios que te alienten a hacer su voluntad. Los principales son el Espíritu Santo, la Biblia y los siervos de Dios. Pero también pueden serlo un cuadro de Jesús en nuestra habitación, o una calcomanía con el lema «Jesús es mi guía» en nuestro automóvil. Cuantos más recordatorios tengas, más difícil se te hará espaciarte en el pecado. Que tu oración hoy sea: «Padre ayúdame a hacer tu voluntad. Ayúdame a rodearme de cosas y personas que sean un apoyo para hacer lo que es bueno y justo ante tus ojos».
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/


Comments Off
Bautizados en fuego
Yo a la verdad os bautizo en agua, para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. Mateo 3:11

Qué significa ser bautizados con «Espíritu Santo y fuego» ? ¿Hay peligro en ser bautizados solo con agua? ¿Cuál es la diferencia? Conviene saberlo, porque el bautismo con agua precede al bautismo del Espíritu Santo y el fuego. ¿En qué forma bautizaría Jesús «en fuego»? «No queda claro en qué sentido Cristo habría de bautizar en fuego. Es posible que esta declaración se refiriera por anticipado al Pentecostés, cuando los discípulos fueron bautizados con el Espíritu Santo bajo la forma simbólica del fuego. También podría referirse al fuego del día final» (Comentario bíblico adventista, t. 6, p. 293).Seguramente son palabras simbólicas de Juan. El fuego y el agua son los dos grandes instrumentos de purificación, y es apropiado que se mencionen los dos juntos para referirse a la regeneración del corazón que ocurre cuando uno se entrega a Dios mediante el bautismo.Nuestro Señor fue bautizado con el Espíritu Santo (Hech. 10: 38) para poder cumplir su misión. El día de su bautismo el Espíritu Santo descendió en forma corporal, clara y evidentemente sobre él. A los discípulos el mismo Señor Jesús les anunció: «Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días» (Hech. 1:5). En realidad, faltaban solo diez días para que recibieran el bautismo del Espíritu Santo, lo que ocurrió el día de Pentecostés. El comentario antes citado explica: «Esa clase de bautismo había sido prometida por Juan el Bautista (Mat. 3:11). La promesa (Hech. 1:4) era de un bautismo no con agua, sino con el Espíritu, "no muchos días" después de que la promesa fuera dada, es decir, en Pentecostés» (ibíd., t. 6, p. 126).¿Recuerdas a los discípulos en el día de Pentecostés? ¿Qué fue lo que sucedió? Según Hechos 2: 2,3, «vino del cielo un estruendo como del viento [...] y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego». ¿Qué sucede cuando una persona o la iglesia son bautizadas con Espíritu Santo y fuego? Lo que ocurrió en la iglesia primitiva: una tempestad de amor se derramó sobre la iglesia. La frialdad desapareció, y vino el calor del amor. La cobardía se tornó en valentía. La timidez se convirtió en intrepidez. La voz de los discípulos se volvió tan poderosa que conmovieron al mundo, no solo a los judíos o a los romanos.Pidamos a Dios que nos bautice con Espíritu Santo y con fuego. Es lo que tú y yo necesitamos. Es lo que la iglesia necesita.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 23
Como si tuvieramos los genes de Jesús
Respondiendo el ángel, le dijo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios».
Lucas 1:35


El Espíritu Santo ejerce diferentes funciones como representante de Cristo en esta tierra. Juan, en su Evangelio, presenta algunas de esas funciones de la tercera persona de la divinidad en su obra a favor de los creyentes. Actúa como maestro. Hace saber al cristiano las cosas que han de venir. Es un guía que conduce al creyente a toda verdad. También obra como conciencia, convenciéndonos de pecado.Lucas presenta otras funciones del Espíritu Santo. Esas funciones están relacionadas con la historia del nacimiento de Jesús. «Y ahora concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo» (Lúe. 11:31). Es como si Lucas dijera que el Espíritu Santo tiene una función reproductora en la iglesia. Este concepto lo expresa Lucas también en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Allí el Espíritu Santo obra la "reproducción" de dos maneras:En primer lugar, es el encargado de la reproducción numérica de la iglesia. Tan pronto descendió el Espíritu Santo sobre los apóstoles el día de Pentecostés, se añadieron como tres mil personas a la naciente iglesia cristiana. En segundo lugar, el Espíritu Santo tiene la función de reproducir el carácter de Jesús en nuestras vidas. «Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús» (Hech. 4:13).El papel número uno del Espíritu Santo es reproducir el carácter de Cristo en la iglesia. Como si hubiera proporcionado a cada creyente un código genético para ser semejante a Jesús. ¿Has oído hablar alguna vez acerca del examen de paternidad? Se aplica cuando se quiere saber si el hombre es el padre de una criatura. Se toman muestras de sangre del padre y del niño. Si el ADN concuerda, es su hijo. En caso contrario, independientemente de lo mucho que se parezcan en el cabello o en los ojos, no es su hijo.Podemos venir a la iglesia, pero si el Espíritu Santo no ha descendido sobre nosotros y no nos ha dotado de ese "código genético", que nos hace pensar, actuar, caminar y hablar como Jesús, no somos sus hijos. Medita en este pensamiento de Elena G. de White: «En humildad ellos se sometieron al Espíritu Santo; ellos fueron transformados a la plenitud de lo divino».Recuerda hoy el gran deseo divino: «Hijitos míos (...], que Cristo sea formado en vosotros» (Gal. 4:19).
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/





Comments Off
Junio 22
En el poder del Espíritu

Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.
Lucas 4:14


Cuando Jesús volvió del desierto, después de pasar allí cuarenta días en total comunión con Dios, volvió «lleno del poder del Espíritu a Galilea». La palabra que se traduce aquí como "poder" es el término griego dynamis, de donde viene nuestra palabra «dinamita». Nuestro Señor venía investido de un poder divino. No fue investido de ese poder porque era Hijo de Dios, ni porque era Dios, sino porque había ayunado, orado, meditado y consagrado su vida durante cuarenta días y cuarenta noches.Cualquiera de nosotros —así les ocurrió a varios profetas— que hiciera lo mismo sería investido del poder de lo alto. Recibiría el poder del Espíritu y haría grandes cosas, como las que hizo Jesús en su ministerio en Galilea, adonde llegó «en el poder del Espíritu». El Espíritu Santo fue el poder activo en la creación (Gen. 1: 2), y lo es en la nueva creación (Juan 3: 5). El reino de los cielos debía venir «con poder» (Mar. 9:1). Pero en ocasión del bautismo de Cristo el Espíritu Santo descendió sobre él con fuerza extraordinaria y lo llenó de poder divino para que pudiera llevar a cabo su misión (Juan 3: 34).Más tarde se les prometió a los discípulos que recibirían el poder del Espíritu Santo, que los capacitaría para dar testimonio del glorioso mensaje de un Salvador crucificado y resucitado (Hech. 1: 8). Lo mismo se nos promete a nosotros. Todos hemos recibido el poder del Espíritu para convertirnos y continuar la vida cristiana. Todos debemos tener poder para dar nuestro testimonio a favor del evangelio de Cristo.El Espíritu Santo dotaba de poder a Jesús para realizar su obra y sus milagros. Todo lo hacía como humano, ya que vino a ser semejante a nosotros en esta tierra. Esto debe ser una promesa y un incentivo para nosotros como hijos de Dios. Nuestro gran problema es que estamos acostumbrados a tomar decisiones y hacer cosas por nuestras propias manos y nuestra propia fuerza.Otro peligro que corremos es atribuir a nuestros talentos las obras que hacemos gracias al poder del Espíritu Santo. Hasta los más humildes de nosotros corremos ese riesgo. Pero Jesús era muy diferente. Él dijo: «El Hijo no puede hacer nada por sí mismo». ¿Quieres ser usado con poder por el Espíritu Santo? El precio es alto. Es una vida, en todos los aspectos, de constante compañerismo y apego a Jesús.El poder está disponible. Dios quiere revestirnos del poder de su Espíritu. A nosotros nos toca «pedir y recibir».
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/



Comments Off
¿Hay peligro en el progreso?
Pero engordó Jesurún, y tiró coces (engordaste, te cubriste de grasa);entonces abandonó al Dios que lo hizo, y menospreció la Roca de su salvación.
Deuteronomio 32:15


Elena G. de White escribió estas líneas el año 1890: «Nuestro peligro no radica en la escasez, sino en la abundancia. Estamos siempre tentados a los excesos. Los que quieran preservar sus facultades intactas para el servicio de Dios, deben observar una estricta temperancia en el uso de los productos de la generosidad divina, así como abstenerse completamente de toda complacencia perjudicial o degradante» (Consejos sobre el régimen alimenticio, p. 32).¿No será que nuestra ansiosa búsqueda del progreso material no es más que una búsqueda del peligro? No, el peligro no está en el progreso, sino en que este nos incite a olvidar los principios, de forma que usemos descuidadamente los productos de la generosidad divina. No es casualidad que el materialismo nazca y prospere en sociedades opulentas. Los pobres de este mundo son más proclives a ser ricos en fe. Los ricos tienen el lastre de sus posesiones, que los arrastran y los atan a la tierra.Un pato silvestre que volaba hacia el sur decidió detenerse y pasar el verano en el corral de una granja. Podría aprovecharse del grano y del abrigo, y permanecer con sus nuevos amigos domesticados. Pasó el invierno y llegó la primavera, y con ella las aves migratorias. El pato silvestre oyó la llamada de la bandada, y su corazón comenzó a latir más rápidamente. Pero cuando extendió sus alas para alcanzar a sus hermanos en el cielo, notó que no podía elevarse. Durante el invierno el alimento de la granja lo había engordado y estaba demasiado pesado como para que sus alas pudieran sostenerlo. Se elevó unos centímetros y cayó impotente sobre la tierra.¿No correremos el mismo riesgo si somos ricos, prósperos, felices, dichosos, amados, respetados y elogiados? Es probable que en eso estuviera pensando el profeta cuando dijo: «Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud» (Lam. 3:27). En la Biblia dice: «Engordó Jesurún y tiró coces». Jesurún es el nombre poético de Israel. Abundan los casos en la historia del pueblo de Dios cuando la prosperidad conllevaba aspectos negativos. Cuando Israel prosperaba, se rebelaba a menudo contra Aquel que le había dado la prosperidad.Quizá a eso se deba la falta de éxito en la búsqueda desesperada de la prosperidad y la seguridad financiera. El Dios sabio y misericordioso no quiere dañarnos. Nos mantiene con el yugo puesto, por nuestro propio bien. Si viéramos las cosas así, seríamos más felices. Amemos a Aquel en cuyas manos está nuestra vida.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/


Comments Off
El amor al dinero
Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría.
Colosenses 3:5

El consejo pastoral del apóstol Pablo en este texto es amplio y profundo. Aconseja hacer morir el pecado, matarlo, suprimirlo. Vamos a comentar únicamente esta parte: «Haced morir, pues, en vosotros [... la] avaricia, que es idolatría». Según el diccionario, la avaricia es el «afán o deseo desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas». Es un deseo desordenado de las cosas presentes, de los goces y deleites materiales. Procede del alto valor que se le concede a la búsqueda de esas cosas y al angustioso temor de perderlas.El apóstol dice que la avaricia es idolatría espiritual. Idolatría, porque se da todo el amor y la consideración a las riquezas, y no a Dios, de quien proceden. La palabra griega pleonexía, "avaricia", es elocuente. Es el "deseo de tener más". La avaricia es más dañina de lo que se piensa normalmente, y ataca a más personas de las que nos imaginamos. No es el pecado de los ricos. Es digno de mención que, entre todos los pecados que señala la Escritura que, por desgracia, cometieron muchos de los grandes hombres de Dios, no haya un solo ejemplo de avaricia. Es motivo de reflexión. Por algo dice el apóstol que es idolatría espiritual.Un poco de reflexión nos dirá que el símbolo de todo lo deseado y adquirido es el dinero. El pobre que nunca tiene suficiente y el rico que desea tener más pueden tener algo en común: ambos dedican a su afán mucho del tiempo que deberían dedicar a Dios. Y recordemos que "ídolo" es todo aquello que ocupa en el corazón el lugar que le corresponde a Dios.Se considera que la invención del dinero fue una buena idea de la humanidad. El dinero facilita el intercambio de bienes entre los seres humanos. Es muy útil para compartir, para distribuir, para dar a cada uno lo que le corresponde. Puede ser un instrumento del amor. El dinero, como medio de pago e instrumento para el intercambio de bienes, ayuda a todos los seres humanos a introducirse en la corriente de bienes de la sociedad. Pero el dinero no es más que un medio de pago. No tiene valor en sí mismo. El billete, la moneda, son instrumentos para obtener bienes; no son bienes, en el estricto sentido del término. Por eso, guardar el dinero mismo, como si fuera un bien, es hacer un gran daño a la sociedad: impide a muchos el acceso a la corriente de bienes de la sociedad.¿Cómo estás tú? ¿Se te aplica el consejo de hoy?.

Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/










Comments Off
Un juicio justo
¿Qué pensáis vosotros, los que usáis este refrán sobre la tierra de Israel, que dice: «Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera?»
Exequiel 18: 20


Entre los hijos de Israel, en el tiempo de Ezequiel, circulaba este perverso refrán: «Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera». Dios vio necesario enviar el mensaje contenido en el capítulo 18 del libro escrito por el profeta para corregir esta visión equivocada de su justicia y de su juicio. La forma humana de ver las cosas adolece de muchos defectos.Los periódicos anunciaron esta noticia generada en Nueva Delhi, India: «Multan a hombre por una falsa denuncia de su abuelo hace un siglo. Deberá pagar el equivalente de treinta centavos de dólar por la ofensa de su abuelo, Kally, quien acusó hace cien años a su suegro de mantener relaciones extramatrimoniales con una mujer en el pueblo de Kaili». El veredicto lo dio un consejo local (panchayat) de la región de Uttar, en el norte de la India. La agencia india IANS informó que hace cien años comenzó el juicio que analizaba el asunto. El abuelo murió de viejo, pero el juicio continuó durante cien años. Finalmente, después de una larga deliberación que duró cuarenta horas, la última de muchas que se celebraron durante cien años, el consejo local dio su veredicto. De acuerdo con esa justicia, el nieto tiene que pagar la multa, por una falta que no cometió. Y la multa de doce rupias (treinta centavos de dólar) que tuvo que pagar Naushad es menor de lo que habría tenido que pagar si el veredicto se hubiera dado un poco antes: sumergir la mano del condenado en una sartén con aceite hirviendo.Este caso extremo solo nos ayuda a comprender un poco mejor la justicia divina: «El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él» (Eze. 18: 20). Es muy consolador saber que todos seremos juzgados por un Dios que es misericordioso y justo. No disminuirá la culpa de nadie, pues «de ningún modo tendrá por inocente al malvado» (Éxo. 34: 7). Sin embargo, juzgará toda causa justamente.Porque sabemos que un juicio justo «no tendrá por inocente al culpable», debemos acercarnos ahora al trono de la gracia, para arreglar todas nuestras cuentas con Dios. El consejo de nuestro Señor se aplica aquí: «Ponte de acuerdo con tu adversario entre tanto que estás con él en el camino» (Mat. 5:25).Ajusta tus cuentas con Dios hoy. Es el momento más apropiado.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 18
Más que justicia

Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: «¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra».
Job 1:9,20


Satanás le dijo a Dios que la única razón por la cual su siervo Job le rendía adoración era porque había puesto una cerca de protección alrededor de él y de su familia. Muchas veces me pregunto: ¿No será que seguimos y amamos a Dios por nuestra salud, nuestros ahorros, nuestros trabajos estables y nuestras libertades? Si esa es la razón, entonces nuestra fe no ha sido probada.Algunos cristianos han sido probados con la enfermedad y el dolor, y han salido de la prueba purificados como el oro. Muchos cristianos han visto rota la cerca de protección y han sido severamente probados. Precisamente entonces se descubre quiénes somos en realidad y de qué está compuesta nuestra fe. Job lo perdió en cuestión de minutos casi todo. ¿Cuál fue su reacción ante la calamidad? Él adoró y alabó a Dios a pesar del dolor que traspasaba su corazón.Me estremezco al pensar que, si hubiéramos sido nosotros, probablemente habríamos levantado nuestros puños contra el cielo y gritado con todas nuestras fuerzas: «¡He sido fiel Señor! ¡No te he fallado! ¿Dónde te has metido ahora que me sucede todo esto? ¿Dónde estás? Dios, ¿por qué eres injusto?» Por desgracia, esto puede ocurrimos incluso en las pruebas más sencillas. A veces la prueba más sencilla de nuestra fe nos induce a reclamar a Dios porque sentimos que nos ha tratado injustamente.Siempre debemos recordar que las misericordias del Eterno son muchas y que si nos tratara con justicia estricta, la verdad es que no sería bueno para nosotros. ¿Sabes por qué? ¿Sabes lo que en realidad representaría que Dios hiciera justicia con nosotros? Justicia sería que Dios nos abandonara y retirara toda esperanza y toda bendición de nosotros, ya que somos una raza pecadora en presencia de un Dios santo que no se mezcla con el pecado. Justicia sería que recibiéramos el castigo divino cada vez que cometemos un pecado. ¡Alabado sea Dios, porque, aunque el pecado nos lo pueda quitar todo, no nos puede quitar la victoria en Jesucristo! Por eso, Job sabía que, si Dios quería, podía restaurarle todo lo que había perdido sin ningún problema. Por supuesto, al final Dios le restauró el doble de lo que había perdido.Tengamos hoy la actitud de Job. Aunque nuestras almas sufran, Dios ha prometido que un día no muy lejano, cuando Jesucristo aparezca en las nubes de los cielos, él nos restaurará el doble y mucho más.
Comments Off
Junio 17
Más que todo

Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; él guarda las almas de sus santos; de mano de los impíos los libra.
Salmo 97:10


La Palabra de Dios es un mensaje de amor y un llamamiento a amar. Debemos amar a Dios, a nuestros semejantes, a nuestros familiares y a nosotros mismos. Pero hay un texto en la Escritura que parece contradecir esta afirmación. Es el texto que dice: «Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo» (Lúe. 14: 26). Estas son, me parece a mí, algunas de las palabras más difíciles y cortantes que el Señor Jesús pronunció.Es obvio que Jesús no ordena a sus siervos que odien y aborrezcan a aquellos a quienes nos manda amar tanto como a nosotros mismos: Eso sería completamente opuesto a toda la enseñanza de la Palabra de Dios en pasajes como «Un mandamiento nuevo os doy; que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros» (Lúe. 13: 34) y «Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos» (Mar 12: 31).El problema no está tanto en las palabras 'aborrecer' u 'odiar' como en nuestra percepción de la palabra 'amor'. "Odiar", en este contexto, significa, "amar menos". Debemos amar profundamente a nuestros seres queridos. El único mandamiento con promesa de la Biblia es que debemos honrar, es decir, amar, a nuestro padre y a nuestra madre. Y a nuestro prójimo debemos amarlos tanto como nos amamos a nosotros mismos.Lo que quiere decir Jesús es que el amor por Dios debe ser supremo. Ni siquiera un amor tan sagrado y profundo como el que debemos sentir por nuestra madre o por nuestro padre debe interponerse entre Dios y nosotros. Si se llegara a dar el doloroso caso en que nuestros padres se interpusieran entre Dios y nosotros y nos prohibieran obedecerlo, nuestro amor por Dios debería ser tan grande como para damos el valor para negarnos a obedecerlos, e, incluso, para estar dispuestos a abandonarlos para siempre por causa del amor de Dios.Dios te llama hoy a que lo ames con todas sus fuerzas, con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma y con todo tu cuerpo. Pero este amor solo podrá desarrollarse si te propones que nada ni nadie compita con el amor por tu amado Señor. ¿Puedes decir hoy que no hay nada que se interponga entre el Salvador y tu alma?
Comments Off
Recuerda lo más importante
Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén,sin que lo supiesen José y su madre.
Lucas 2:43



Cuenta una leyenda que una mujer muy pobre, con un niño en brazos, pasó delante de una caverna y escuchó una voz misteriosa que, desde el interior, le dijo: "Entra y toma todo lo que desees, pero acuérdate de lo principal. Recuerda que solo tienes tres minutos. Una vez que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Aprovecha la oportunidad que te doy, pero acuérdate de lo principal".La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y las joyas, puso al niño en el suelo y empezó a juntar ansiosamente todo lo que podía en su delantal. Agotados los tres minutos la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió fuera de la caverna y la puerta se cerró. Cuando recordó que el niño había quedado dentro, la puerta era ya definitivamente infranqueable. Sí, es una leyenda. Pero, ¡cuántas lecciones puede enseñarnos! La riqueza le duró poco a aquella mujer, pero la desesperación fue para siempre.Es muy fácil perder la escala de valores y confundir lo importante con lo primordial. Muchas veces se puede caer en el error de invertir la lista de prioridades y, como resultado, olvidar lo que es de más valor. Ese fue el grave error que cometieron los padres de Jesús. La fiesta de Pascua había concluido; el viaje de regreso se había iniciado. Había cosas que empaquetar, alimentos que comprar, conocidos de quien despedirse, amigos con quien conversar. Era, en fin, mucho lo que había que hacer. José y María recordaron todo lo importante en su viaje de regreso, sin embargo olvidaron lo principal. Olvidaron a su Hijo, el Hijo de Dios. Es una de las anécdotas más extrañas de la Biblia. Deberíamos estudiar con más cuidado las lecciones que Dios quiere que aprendamos de esa experiencia.¿Te lo imaginas? La satisfacción de tener todo lo necesario para ei viaje de regreso y el gozo de charlar durante varias horas con sus amigos y conocidos absorbieron su atención a tal punto que no advirtieron que lo más importante, y lo más precioso, no estaba con ellos. «Si José y María hubiesen fortalecido su ánimo en Dios por la meditación y la oración [...] no habrían perdido de vista a Jesús. Por la negligencia de un día perdieron de vista al Salvador; pero el hallarle les costó tres días de ansiosa búsqueda» (El Deseado de todas las gentes, p. 62).¿Cómo está tu lista de prioridades? ¿Está primero lo Primero en tu vida? ¿Hay espacio para pasar tiempo con Dios y escuchar su voz? Recuerda, no olvides lo principal.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 15
Echemos nuestra red

Él les dijo: «Echad !a red a la derecha de la barca, y hallaréis». Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces.
Juan 21:6


Ya conoces la historia, pero quizá no tengas claro el panorama completo. Cuando Jesús llamó a sus discípulos la primera vez, les dijo: "Echad vuestras redes para pescar» (Luc. 5: 4). Pedro le dijo: «Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y nada hemos pescado; mas en tu nombre echaré la red» vers. 5). Y cuando echaron la red, «encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía» (vers. 6). Entonces los invitó a seguirlo, para ser «pescadores de hombres», y ellos, «dejándolo todo, le siguieron» (Luc. 5: 11).Lo dejaron «todo» cuando había mucho. Dios los llamó a dejarlo todo, cuando ya les había demostrado que era capaz de suplir todas sus necesidades. Dios nos llama a su servicio, pero es un jefe justo. Sabe que tenemos necesidades personales, familiares y sociales que debemos suplir; y nos enseña que él se encargará de todas esas necesidades cuando decidamos seguirlo totalmente en el camino de la vida y del servicio.La pesca milagrosa que se menciona en el versículo de hoy es una repetición del mismo milagro, al final del ministerio de Jesús, con el mismo propósito que el primero. Después de la resurrección, los discípulos volvieron a la pesca, que era su trabajo, inseguros todavía del porvenir. Habían trabajado toda la noche y no habían sacado ni un solo pez. La mañana los encontró desalentados, y temerosos por el futuro. Pero entonces apareció Jesús, quien les dio la orden de nuestro texto de hoy. Cuando obedecieron la orden de Jesús y echaron la red, sacaron «gran cantidad de peces».El milagro se repitió para convencerlos de que Dios supliría todas sus necesidades y las de su familia si ellos obedecían la orden de ir «a todo el mundo». Y el milagro y el mensaje son para nosotros también. Desde muy temprano en la vida del ser humano se le enseña la necesidad de luchar para alcanzar el éxito en la vida. Pero la búsqueda del éxito suele ser según la perspectiva de éxito del mundo. Sin embargo, Jesús quiere enseñarnos una nueva definición de éxito. Un éxito que es determinado no por lo que se logra, sino por la obediencia. El éxito de los discípulos aquella mañana llegó en el instante en que obedecieron la voz de Jesús y tiraron la red al mar. El éxito consistía en obedecer la exhortación de Jesús, no en el resultado. Obedece el llamamiento de Dios a servirlo hoy, y déjale a él el problema del éxito.
Comments Off
El riesgo de la fe
Y ella respondió: «Vive jehová tu Dios que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja y un poco de aceite en la vasija; y ahora recogí dos leños, para entrara prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos y nos dejemos morir».
1 Reyes 17:22


Dios envió al profeta Elias al lugar más inverosímil para que lo alimentaran en una época de escasez que afectaba a toda la nación: la casa de una viuda. Así obra Dios a veces. Quiere dejar bien claro que es él quien resuelve el problema, no nosotros, ni las circunstancias. Lo mismo hizo cuando envió a Gedeón a pelear contra un ejército como la arena del mar, con trescientos hombres que habían lamido el agua, como hacen los perros.El profeta le pidió a la viuda un poco de pan. La mujer replicó; «No tengo pan; solo tengo un poco de harina para preparar la última comida y esperar la muerte». Pero Elias le dijo que confiara en Dios y le preparara algo para comer. El profeta le dijo que el plan de Dios era proveer para ella y su hijo, pero que ella necesitaba creer. Esta era la fe que Dios demandaba a aquella pobre mujer: creer que ya había recibido la bendición, aunque todavía no la viera.La viuda pudo negarse ante lo impnsibíe, pero decidió ejercitar la fe. Atendió la petición del profeta, aunque no sabía de dónde vendría la provisión que Dios mandaría para su propio sustento y el de su hijo. Por eso el libro de Hebreos nos recuerda: «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve» (Heb. 11: 1).Aquella mujer tomó el riesgo de la fe: «Entonces ella fue e hizo como le dijo Elias; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elias» (1 Rey. 17:15,16).Tomar el riesgo de la fe es una aventura, un salto a lo desconocido. Si pudiésemos ver todos los detalles de la conducción divina, no necesitaríamos la fe. Decide hoy buscar con intensidad la dirección de Dios. Decide creer en lo que no se ve. Decide vivir tu relación con Dios independientemente de si recibes o no lo que esperas. Dios quiere abrir los portales del cielo para inundar de bendición la vida de sus hijos. El Señor busca hoy adoradores que lo busquen sin esperar la respuesta a sus peticiones. Es lo que nos enseña la viuda de Sarepta.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 13
¿Has puesto a tu Isaac sobre el altar?
Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: «Abraharn». Y él respondió: «Heme aquí».
Génesis 22:1


Te has preguntado alguna vez por qué el Señor probó a Abraham y no a Lot? La razón probablemente haya que buscarla en que es al santo que anda más cerca del Señor a quien Dios prueba al máximo, para su gloria. Satanás nos tienta para sacar io peor de nosotros. Dios nos prueba para extraer lo mejor de nosotros, para alabanza de su nombre. Las pruebas más severas no proceden de los hombres, sino de Dios; y, sin embargo, las bendiciones más grandes siempre las acompañan siempre. Dios probó a Abraham; pero a Lot lo probaron Sodoma y el amor del mundo.La verdadera fe siempre se prueba. Al principio Abraham fue probado para que se viera que amaba a Dios más que a su padre. Ahora era probado para que se viera que amaba más a Dios que a su hijo. Dios no quería la vida de Isaac, quería el corazón de Abraham. Abraham amaba mucho a Isaac y Dios quería estar seguro de que el hijo de ia promesa no era un ídolo para Abraharn. Dios no le pidió que sacrificara un becerro o un cordero. Le dijo: «Quiero a tu hijo, tu risa, tu gozo, tu único vastago, a quien tanto amas».Eí patriarca cumplió la orden de Dios con santa resignación. Después de muchos pasos fatigosos por el escarpado terreno que hubo de recorrer con una carga a cuestas, con un corazón abrumado por la pena, llegó por fin al fatídico lugar. Edificó el altar, el más triste de los que había construido en toda su vida. Puso la leña sobre el altar. ¿Y ahora? A darle la noticia a Isaac de que él es el cordero. ¿Cómo pudo Abraham, padre amantísimo, atar aquellas manos inocentes? Después de atarlo sobre el altar, como podemos suponer, entre torrentes de lágrimas, dio y recibió el final beso de despedida. Con un corazón decidido y los ojos levantados al cielo tomó el cuchillo, extendió el brazo y se dispuso a asestar el golpe. Un gran acto de fe y obediencia que merece ser contemplado por Dios., los ángeles y los hombres.¿Dónde estás tú en tu caminar con Dios hoy? El mensaje de hoy puede ser para ti. Porque estoy seguro de que es para mí. ¿Confías plenamente en Dios, lo suficiente como para poner a tu Isaac en el altar? ¿Qué secretos ídolos amenazan nuestra relación con Dios? Sería bueno hacer hoy un profundo análisis de nuestro corazón.
Comments Off
Junio 12
Las ofertas de Satanás son falsas

Y respondió Abram al rey de Sodoma: «He alzado mi mano a jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: "Yo enriquecí a Abram"».
Génesis 14:22,23


El nombre "Dios Altísimo" significaba mucho para Abram. En hebreo se dice El Elyon. Este nombre de Dios se usaba a menudo en relación con Israel mientras 'se encontraba entre las naciones gentiles. Junto con ese nombre se hace la declaración de que es «poseedor de los cielos y de la tierra». No importa dónde esté, siempre está en eí centro de control de este mundo y de toda la creación. En los días más antiguos del pueblo de Dios, circulaba la idea de que Dios estaba localizado en eí territorio de Israel. Dominaba únicamente dentro de los límites del territorio de su pueblo. Fuera de su territorio, el dominio lo tenían otros dioses. Ese era un concepto errado y Dios deseaba que entendieran mejor su naturaleza divina. De ahí que, mediante distintos mensajes, viniese a decir: «Poseo el cielo y la tierra; yo los hice, son míos. Las fuentes de las aguas, los animales; todo me pertenece».La propuesta que le hace el rey de Sodoma a Abram, «Dame las personas, y toma para ti los bienes» (Gen. 14: 21), es absurda. Sodoma, con su rey a la cabeza, había sido derrotada; el rey no tenía nada que ofrecer, y tampoco tenía derecho a pedir nada. Esto ilustra muy bien a Satanás, quien es un adversario derrotado. Fue vencido en la cruz del Calvario. Satanás no tiene derecho a negociar. Cada día hace grandes ofertas. Pero la única manera en que puede hacer algo es a través del engaño. Es el autor de la mentira. Es lo único que puede hacer. Fue vencido, totalmente derrotado, en la cruz. Abram le dijo decididamente al rey de Sodoma: «Nada tomaré de todo lo que es tuyo». El rey de Sodoma pensaba que sus dioses eran los dueños de Sodoma. Abram le enseñó que el Dios Altísimo es el poseedor de los cielos y de la tierra.La frase que pronunció Abram —«Nada tomaré de todo lo que es tuyo»— tiene una gran enseñanza para nosotros hoy. Debemos rnemorizarla y usarla constantemente. Cuando el diablo nos haga sus falsas ofertas, cuando nos ofrezca sus engaños, deberíamos decirle inmediatamente: «No deseo nada de lo que me ofreces. La paz que necesito, la solución al problema que me angustia, el remedio para la enfermedad que me debilita, el consuelo para el dolor que me agobia solo se encuentran en el Dios Altísimo, creador del cielo y de ía tierra».
Comments Off
Cristianos apasionados
Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.
2 Corintios 12:15


Estas son palabras del hombre más apasionado por la predicación del evangelio. Son del más grande evangelista y tierno pastor, el gran apóstol Pablo. Tal pensamiento tiene una cierta semejanza con las siguientes palabras, escritas por un discípulo de Karl Marx:«El hombre revolucionario es un hombre consagrado. No tiene intereses personales, no tiene preocupaciones personales, no tiene sentimientos personales. No está atado a nada. No tiene ninguna propiedad. Ni siquiera tiene un nombre. Todo su ser está absorbido por un único y exclusivo interés, por un único y exclusivo pensamiento, por una pasión dominante: Revolución». Aunque los motivos y objetivos estaban equivocados, propuso correctamente el sentir del verdadero compromiso, el tipo de compromiso necesario para alcanzar los objetivos de la iglesia. Si de verdad vale la pena creer este mensaje, entonces vale la pena creerlo heroica y apasionadamente. Jesús afirmó: «Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta lo último de la tierra» ¡Hech, 1: 8). Tales palabras deberían despertar una pasión en la mente y el corazón de los cristianos. Tomadas seriamente son una declaración de guerra. Constituyen un llamamiento para cada creyente, para cada pecador perdonado. Son un llamamiento a la acción heroica. Los apóstoles siempre estuvieron apasionados por Cristo. Observa el valor, la valentía, la pasión de Pedro el día de Pentecostés. Observa a Esteban durante su martirio. Ni siquiera las piedras pudieron apagar el fuego que ardía en su corazón. En su corazón ardía el fuego de la predicación de Cristo. Contempla a Pablo ante Félix: «Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó» (Hech. 24: 25). Ellos promovían fervientemente su fe. Fueron un ejército de apasionados creyentes que pusieron el mundo del revés.Debemos estar en este mundo con un solo propósito: Ser personas de una sola cosa, preocuparnos por una sola cosa, vivir por una sola cosa: Complacer el corazón de Dios.Sea nuestro el sentir de Cristo Jesús: «Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis [...]. Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra» (Juan 4: 32,34).


Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Donde hay fe hay abundancia
Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
Juan 6:6

Era poco más de mediodía. Los rayos del sol caían a plomo sobre aquella región, cerca del mar de Galilea. Una enorme multitud se había congregado en la falda de la montaña. En la cima se encontraban Jesús y sus discípulos.Habían escuchado al Maestro y visto sus milagros y, sin embargo, querían escuchar más. Pero habían llegado desde muy temprano. No habían desayunado ni almorzado. Tenían calor, sed y hambre. Seguramente había entre la multitud madres que trataban en vano de calmar a sus pequeños, que reclamaban un bocado de pan.Jesús, preocupado por aquella situación, llamó a Felipe y le preguntó: «¿De dónde compraremos pan para que coman estos?» Felipe respondió que ni con el salario de un año, si lo tuvieran disponible, podrían comprar suficiente pan para que cada uno probara un bocado. Entonces Andrés, ante la sorpresa de Felipe, dijo que había visto a un muchacho que tenía cinco panes y dos peces. «Es suficiente», dijo Jesús. Los discípulos organizaron a la multitud y Jesús multiplicó, milagrosamente, la pequeña merienda del muchacho. El milagro fue tan grande que aquellos cinco panecillos y los dos pececillos alcanzaron para que todos comieran hasta saciarse, y sobró tanto que llenaron doce cestas con los restos.Hay momentos en nuestra vida cuando, como los discípulos en aquella ocasión, nos sentimos abrumados por la magnitud de los retos que debemos enfrentar. Muchas veces nos sentimos tentados a rendirnos ante los problemas que surgen en nuestro trabajo o en nuestra familia. En tales circunstancias debemos recordar que contamos siempre con Jesús, quien es capaz de reprender a los vientos y a los mares; y de multiplicar los panes y los peces.Él es el Señor de lo sobrenatural. Con su palabra echa fuera espíritus malignos. Él es el Señor de la providencia. El ordena las cosas en nuestra vida para que se cumpla su voluntad. De él surge la vida y él domina la muerte. Si tenemos fe en Jesús, ningún problema nos abrumará, y ningún obstáculo será insuperable.Como escribió Elena G. de White, «no hemos de renunciar a la lucha, desalentados, sino que en toda emergencia hemos de procurar la ayuda de aquel que tiene recursos infinitos a su disposición». Jesús sabe siempre lo que debe hacerse. En momentos de necesidad, confiemos en Dios, porque donde hay fe, hay abundancia.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/

Comments Off
Junio 9
¿Morir cada día?
Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero.
1 Corintios 15:31


En los tiempos del apóstol Pablo era peligroso ser cristiano. En nuestro texto de hoy dice que vivía en continuo peligro de muerte. En aquella época de gobierno de un emperador corrupto y caprichoso, una multitud podía levantarse en cual-quier momento y acabar con el apóstol. De hecho, aunque el desenlace no fue fatal, eso le ocurrió muchas veces. Cada día exponía su vida por causa del evangelio, cosa que despertaba la ira de los judíos, de los paganos y del mismísimo Satanás. Era peligroso en todos sentidos.Según el argumento que el apóstol viene exponiendo con respecto a la esperanza cristiana basada en la resurrección de Cristo, afirma ahora que sería necio correr tantos riesgos si no tuviera la firme esperanza de la resurrección. Como tenía esa firme esperanza, vivía cada día como muriendo; pero no de temor o por vivir en ascuas, sino con gozo santo y glorificado. Jesús dijo: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niegúese a sí mismo». ¿Cómo? A menudo interpretamos mal este versículo. Creemos que se aplica a dejar algún mal hábito, práctica o costumbre. A veces uno piensa que tomar la cruz es dejar de hacer algo que realmente nos gusta. He escuchado otros que pensaban de la misma manera: «Mi cruz ha sido dejar eí baile. Ya no puedo seguir bailando. Me gustaría hacerlo, pero esta es mi cruz». Pero Jesús no se refería a eso. No. La cruz es la negación del yo.Eí pastor Morris Venden dice: «Es la entrega de nosotros mismos: darle a Dios todo lo que somos. Por eso, cuando no entendemos bien ío que es la entrega, a menudo la soslayamos o la sustituimos por otra falsa. Si soy lo suficientemente grande y fuerte, y tengo suficiente personalidad y fuerza de voluntad para hacer esto o aquello, puedo engañarme a mí mismo al pensar que me estoy entregando a Dios. Si creo que puedo vencer mi tendencia a fumar, por ejemplo, y dejo de fumar por mí propia cuenta, prescindiendo del poder de Dios, habré creado una atmósfera en la cual voy a encontrar mi propia condenación. ¿Es esto posible? La realidad es que separado de Jesús puedo dejar de fumar, de beber, o de bailar solamente en forma externa, íntimamente seguiré en ía misma condición. La cruz no consiste en dejar de hacer algo que nos gustaría hacer. Consiste en negarnos a nosotros mismos».Toma hoy íu cruz, es decir, deja de luchar por ser bueno. Logra morir hoy dejando que Cristo viva en ti su propia vida.


Comments Off
El mayor regalo jamás ofrecido
Y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más?
Lucas 7:42


Simón el fariseo se había esmerado hasta en el último detalle en la preparación de la cena para el invitado especial de aquella noche. Sobre la mesa, cubierta con blancos manteles, había deliciosas rebanadas de pan ázimo, ensalada de tomillo, romero y coriandro, cántaros con vino, agua con sal y fuentes que contenían almendras, avellanas y otras frutas de temporada.Habían sido invitadas personalidades destacadas de la comunidad de Betania. La casa lucía iluminada, limpia y perfumada con flores. Al anochecer llegó Jesús, quien tiempo atrás había curado a Simón de la terrible enfermedad de la lepra. Aquella cena era una muestra de gratitud. Todos se sentaron a la mesa para comer y escuchar las palabras del Maestro.De repente, una mujer joven y hermosa, vestida con ropa modesta, entró casi a hurtadillas en la casa, tomó un frasco de perfume, se arrodilló a los píes de Jesús, y comenzó a llorar. Sus lágrimas caían sobre los pies del Maestro y ella los secaba con su cabello, los besaba, y los ungía con un finísimo perfume hecho de nardo puro.Aquella mujer había conocido a Jesús tiempo atrás, y él la había sanado física y espíritu alíñente. Aunque, a ojos de algunos, la conducta anterior de esa mujer dejaba mucho que desear, lo más importante para ella era que el Señor había perdonado sus pecados, y sentía que le debía la vida a él. Enterada de que Jesús estaría en casa de Simón aquella noche, María —que así se llamaba— se había propuesto acudir a ese lugar para dar las gracias al Salvador de esa manera por lo que había hecho por ella.Simón, alarmado, quiso echar de su casa a aquella mujer de mala reputación. Jesús lo detuvo. Le hizo ver a Simón, a través de parábolas, que él había ofrecido la cena en agradecimiento por haber sido curado de ía lepra y, en cambio, aquella mujer lavaba sus pies con sus lágrimas en agradecimiento por haberle perdonado todos sus pecados.Sin duda alguna, la salud es una gran bendición de Dios. Sin embargo, el don más importante es el perdón de nuestros pecados. La salud física nos da la posibilidad de una larga vida en esta tierra. Pero el perdón de nuestros pecados nos abre el camino hacia la vida eterna y la posibilidad de ver cara a cara a Jesús. El mayor don no es, pues, la salud física o la restauración de la respetabilidad social. El don mayor es el perdón de los pecados, y por él Jesús derramó su sangre en la cruz del Calvario.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off

Cristo, el primero de la lista
También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que, habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.
Mateo 13:45,46


Si preguntásemos a una docena de personas cuál es su mayor deseo, casi con seguridad las respuestas serían de esta guisa: «Ser millonario», «Tener salud, felicidad y paz», «Tener un carácter admirable», «Ser alguien famoso», «No enfadarme nunca» o «Tener sabiduría».¿Qué es lo que más deseas en la vida? Si tuvieras que hacer una lista de las diez cosas que más deseas obtener, ¿qué aparecería al comienzo de la lista de las cosas que más anhelas? Una de las señales de madurez espiritual en la vída de un cristiano es su anhelo por Cristo por encima de cualquier cosa que pueda desearse en este mundo. Así lo manifestó el apóstol Pablo. Dijo que estaba dispuesto a perderlo todo —prestigio, fama, familia— por ganar a Cristo.Rhea E Miller dijo: «Prefiero a mi Cristo antes que riquezas sin fin; prefiero a mi Cristo antes que tierras y cosas; prefiero ser guiado por esas manos traspasadas por los clavos». Solo el Espíritu Santo puede producir ese cambio radical que se requiere para desear a Jesús por encima de todas las cosas, para que él ocupe el primer lugar en nuestra vida. ¡Cuan difícil es elegir entre un deporte favorito —o la novela preferida— y Jesús! Pero es muy animador saber que el Espíritu Santo está dando pasos en tu vida y que te conducirá hacía una relación madura con Cristo, hasta que él se posesione de ti y sea el centro —lo más importante— de tu vida.Jesús dijo a sus discípulos que encontrar el reino de los cielos es como hallar una perla de valor incalculable, tanto, que uno estaría dispuesto a deshacerse de todo lo que tiene, con tal de poseerla. Y es que Jesús es la Perla de gran precio. Experimentar verdaderamente al Señor es como reconocer que nada es de más valor que conocerlo a él.¿Qué cosas se oponen a que tú busques a Cristo como la primera y más urgente necesidad de tu vida? ¿Hay algo más importante que Cristo en tu vida? Si es así, sea lo que sea, es un ídolo. Piénsalo bien. ¿Estás dispuesto a crecer y madurar hasta el punto en el cual dependas totalmente de él? Descubrirás que seguir a Cristo es la mejor inversión que jamás podrás realizar. En su presencia encontrarás la paz de la que tu alma anhela gozar. "Compra" hoy a Jesús, la Perla de gran precio.

Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 6
Bienaventurado quien tiene misericordia del pobre

Peca el que menosprecia a su prójimo; mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado. Proverbios 14:21

Los cristianos han ido dejando a través de la historia las hazañas del amor de Dios que brilla en sus corazones. Un viejo pastor chino salió una mañana de su casa para predicar. Llevaba dos centavos para su almuerzo.Mientras caminaba, se le acercó un mendigo. Como lo único que tenía era el dinero de su almuerzo, el pastor le dijo que no podía ayudarlo. Entonces Dios le dijo que le diera al pobre lo que tenía para el almuerzo; a cambio, el Señor prometió darle un dólar al pastor.Cuando terminó de predicar su sermón, sentía mucha hambre, pero sabía que no tenía ninguna esperanza de comer algo. Tenía algo que hacer por la tarde, pero tenía tanta hambre que tuvo que volver a casa.Cuando le contó a su esposa el hambre que tenía y por qué había vuelto tan temprano, ella comenzó a regañarlo, porque consideraba que había sido una tontería regalarle su dinero al mendigo, y lo dejó sin comer hasta la cena.Finalmente, llegó la hora de cenar. Cuando terminaron, la esposa preguntó:—¿Dónde está el dólar?—Ya vendrá —le contestó el pastor con sencillez.—¿Dónde está el dólar? —preguntó sarcásticamente la esposa a la hora de acostarse.En ese preciso momento llamaron a la puerta. Eran dos representantes del gobierno que necesitaban información acerca de la historia de la región, y el pastor les había sido recomendado como el único que tenía aquella información.Durante dos horas el pastor contestó sus preguntas. Al terminar, le dieron las gracias y pusieron dos dólares sobre la mesa.El pastor levantó uno de los dólares y se lo devolvió, diciéndoles:«Por favor, llévense este de vuelta. Dios me prometió solo un dólar».De muchas maneras, providenciales y misteriosas, obra Dios para recompensar a los que son generosos y misericordiosos con los pobres.Procuremos que no se apliquen a nosotros estas palabras: «Los observadores del sábado se están volviendo más egoístas a medida que aumentan sus riquezas. Disminuye su amor por Cristo y su pueblo. No ven las necesidades de los desvalidos ni sienten sus sufrimientos ni dolores. No se dan cuenta que al descuidar al pobre y al doliente, descuidan a Cristo, y que al aliviar las necesidades y los sufrimientos de los pobres [...] ministran a Jesús» (El ministerio de la bondad, pp. 43,44).
Comments Off
No prestéis vuestros mienbros para servir al pecado
Ni tampoco ofrezcáis más vuestros miembros como armas al servicio del pecado, sino ofreceos a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida; y ofreced vuestros miembros a Dios por instrumentos de justicia.
Romanos 6:13


Se cuenta que una vez, un cristiano chino viajaba en un tren junto a tres incrédulos. Estos, para entretenerse, decidieron jugar a las cartas, pero, dado que necesitaban un cuarto jugador, pidieron al cristiano que se les uniera. Este contestó:—Siento no poder hacerlo, pero no puedo unirme a ustedes en su juego porque no traje mis manos conmigo.—¿Qué quiere decir? —le preguntaron atónitos.—Este par de manos no me pertenece —les explicó, refiriéndose al traspaso de propiedad que había ocurrido en su vida cuando aceptó a Jesús como Salvador.Esto explica muchas cosas. Primero, que la santidad abarca el ser entero. Pablo dijo: «Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado sin culpa para la venida de nuestro Señor Jesucristo» (1 Tes. 5:23).¿Qué es un cuerpo santo? ¿Cómo puede dejar de ser santo un cuerpo? He ahí la razón de la temperancia, la templanza, la moderación, la frugalidad, la limpieza, la castidad, la pureza. He ahí la razón para ser temperantes en el comer, el beber, el trabajo, el descanso, el juego, el pensamiento y todas las actividades en las que entra la parte física de nuestro ser.Algunos se quedan perplejos con la afirmación del apóstol Pablo cuando señaló que «el ejercicio corporal para poco es provechoso» (1 Tim. 4: 8). En realidad, «Pablo no está menospreciando los beneficios del ejercicio físico. El cuerpo humano es "el templo del Espíritu Santo" (1 Cor. 6:19,20) y todo cristiano debe mantenerse en el mejor estado posible de salud. Esto requiere una razonable cantidad de ejercicio físico. Lo que preocupa a Pablo es que la austeridad o el ejercicio físico de cualquier naturaleza se convierta en un fin en sí mismo, para detrimento de la piedad del carácter» (Comentario bíblico adventista, t. 7, p. 314).Los miembros de nuestro cuerpo son sagrados. Fueron comprados por precio. Nuestro cuerpo pertenece a Dios. El cristiano fiel nunca descuida su condición física, porque es descuidar una parte muy importante de su ser. Dios pide cuenta de todo lo que hacemos con nuestro cuerpo.Analicemos de nuevo nuestra dedicación y consagración. ¿Cómo tratamos nuestro cuerpo? ¿Es santo y puro lo que hacemos con cada uno de los miembros de nuestro cuerpo?

Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 4
¿Qué significa llevar la cruz?
El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
Lucas 14:27


Los discípulos comprendían el significado de las palabras de Jesús. Seguramente habían visto, o sabían, que los criminales eran ejecutados en una cruz. Sabían que llevar la cruz significaba una sola cosa: Era un viaje en una sola dirección; los hombres condenados a tan horrible suplicio jamás regresaron a sus hogares, y nadie volvió a verlos. En otras palabras, llevar la cruz era sinónimo de muerte.El discípulo de Jesús que lleva la cruz muere a la vida antigua. El principio de la vida antigua era el yo. El principio de la nueva vida no es el yo, sino Cristo. Es una vida con el yo crucificado, una vida en la que la voluntad de Dios es suprema en cada cosa que se emprende. Es seguir a Cristo en su senda de negación propia. Es aceptar el sufrimiento como parte de la vida.Una vez aprendida y aceptada la aplicación de la cruz a la vida personal, queda resuelto el problema de la adopción de decisiones en la vida diaria. Ya no nos preguntamos: «¿Debo hacer esto?» o «¿Debo hacer aquello?» Mi deseo ya no está centrado en lo que quiero hacer, sino en lo que es bueno y perfectamente aceptable según la voluntad de Dios para mi vida. Llevar la cruz significa morir a las pasiones de la carne. El viejo hombre ha muerto y ya no respondemos a su llamado; respondemos, más bien, a los impulsos del hombre nuevo. Nuestros afectos están puestos en las cosas de arriba. Llevar la cruz significa morir al programa del hombre viejo, que consistía en marchar al ritmo del mundo. Pero el programa del nuevo hombre ve al mundo de otra manera: ya no para buscar los deleites del pecado, sino a los pecadores perdidos.La vida del discipulado no es fácil. «Cristo dice: "Dámelo todo. No deseo tanto tu tiempo, tu dinero o tu trabajo; te deseo a ti. No vengo a atormentar tu yo, vengo a matarlo. Ninguna cosa a medias o parte de algo es buena. No deseo cortar una rama aquí y otra allá. Deseo tener el árbol completo derribado en el suelo. No deseo taladrar el diente, sino extraerlo de raíz. Deseo la entrega completa del yo natural, de los deseos que tú consideras inocentes como de aquellos que consideras malos"» (C. S. Lewís).El discipulado lo requiere todo. No hay excepción. Nadie llega jamás a ser discípulo de Cristo y vive una vida fácil a la vez. Jamás se encontrará un verdadero discípulo de Cristo viviendo cómodamente la vida, sino preocupado por el cumplimiento de la misión.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Junio 3
¡Enhorabuena por tu ascenso a siervo!

Yendo por el camino, al acercarse a Damasco, de repente lo cercó un resplandor de luz del cielo. [...] El Señor le dijo: «Ve, porque este hombre es un instrumento elegido por mí, para llevar mi nombre a los gentiles, a los reyes y al pueblo de Israel».
Hechos 9: 3, 15


En el mundo los títulos que una persona obtiene son de suma importancia para conseguir que la promuevan a una posición más elevada. Quizá has oído que a flos médicos Alvin Toffler los llama «Dios en bata blanca». La frase, aunque un tanto blasfema, dice mucho de lo que los médicos piensan de sí mismos y de cómo los considera la mayoría de las personas.Los seres humanos tenemos una profunda necesidad de ser estimados y reconocidos. Por eso hay personas que prefieren ganar menos dinero con tal de estar en un puesto que ante ios ojos de los demás parece más importante. San Pablo fue llamado por Dios de una manera verdaderamente llamativa. Mientras iba rumbo a Damasco, fue rodeado por un resplandor que lo dejó ciego. Una voz del cielo exclamó: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?» Tiempo después, el mismo Jesús afirmó que Pablo había sido escogido para predicar el evangelio a los gentiles.Pero cuando Pablo conoció a Jesús, y supo verdaderamente que es «Dios en esencia» (Fil. 2: 6) y que «se despojó a sí mismo, tornó la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres» (Fil. 2: 7), descubrió el título más alto y sublime que un ciudadano de los cielos puede obtener: Siervo de Dios. La necesidad más grande de la humanidad es el servicio abnegado. Y es el más grande privilegio de! cristiano, porque «el servicio por amor es la ley de la vida para el universo». El mundo se ha hundido en el beneficio personal y ei egoísmo. Por eso, «el servicio propio es la ley de la muerte». Es naturalmente imposible para el ser humano mantenerse en el camino de! servicio y de! hacer el bien a los demás. La influencia del mundo demanda que escalemos cada vez más y más alto la escalera del éxito. Pero Dios nos ha ordenado servir, como lo hizo su Hijo, aun a sus enemigos. Habrá muchos puestos para alcanzar en el reino de los cieíos, pero mientras estemos en la tierra solo hay un título y un puesto que hará vibrar de alegría el corazón de Dios. Bienaventurado aquel a quien Dios promueva para ese puesto, el puesto de siervo.Esfuérzate por alcanzar el título y el puesto más elevado en este mundo: Siervo de Dios y de la humanidad.
Comments Off

Un libro que solo Jonatán compraría
Y Jonatán dijo a David: «Lo que deseare tu alma haré por ti».
1 Samuel 20: 4

Estamos inmersos en una cultura que promueve el éxito personal. La industria del éxito es muy próspera. Los libros de mayor venta en el mundo entero son los que generalmente llevan títulos del estilo de Métodos para alcanzar el éxito, Éxito a su alcance, Éxito para tontos o El éxito en cinco lecciones.En las librerías hay secciones enteras dedicadas a libros de superación personal. Pero en todos los años que llevo visitando librerías, nunca he visto un libro que lleve por título Cómo ayudar a otro a alcanzar el éxito. Por desgracia, nuestra cultura se ha sumido en las tinieblas del más negro egoísmo. En esta cultura nadie compraría un libro con una temática y un título semejantes. Quizá por eso nadie se ha atrevido a escribir un libro para ayudar a los demás a obtener el éxito.Uno de los personajes que, en mi opinión, merece mucho respeto y admiración es Jonatán, el hijo del rey Saúl. La Biblia nos dice con toda claridad que Jonatán era un buen hijo, respetuoso de su padre. De acuerdo a la cultura y a la práctica ancestral, Jonatán, hijo primogénito de Saúl, era el heredero natural del trono de su padre. Habría sido normal que Jonatán hiciera todo lo posible para consolidarse como el siguiente rey de Israel. Una vez, el rey le dijo: «Todo el tiempo que el hijo de Isaí viva sobre la tierra, ni tú serás firme, ni tu reino» (1 Sam. 20: 31).Lo interesante y asombroso es que Jonatán quería compartir el verdadero éxito con Dios y con David. Él sabía que Dios desaprobaba la conducta de su padre, y que había elegido a David para ocupar el trono. Jonatán entendía que la clave del éxito verdadero se encuentra en aceptar los designios y la voluntad de Dios. Era tal el sometimiento de Jonatán a los designios divinos que estaba dispuesto a hacer todo lo que era humanamente posible para que su amigo David alcanzara el éxito. Por eso, le aseguro: «Lo que deseare tu alma haré por ti» (1 Sam. 20: 4).El mundo está lleno de personas que buscan su propio éxito. Dios, en cambio, busca personas que sean la excepción de esa regla. Busca cristianos genuinos que quieran poner en primer lugar a Dios y a los demás. Como dijo el apóstol Pablo, «en cuanto a honra, dad preferencia a los otros» (Rom. 12: 10).El mundo tiene la necesidad apremiante de hombres y mujeres que piensen como Jonatán. ¿Podrás tú ser un Jonatán para alguien hoy?

Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
No te entristezcas porque a otros les vaya mejor
«Señor», le respondió el enfermo, «no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita; y entretanto que yo voy, otro desciende antes que yo».
Juan 5: 7

No permitas que las circunstancias difíciles de la vida te llenen de amargura. Mucho menos tengas envidia de aquellos a quienes, al parecer, les va mejor que a ti. No te compares con quienes hayan recibido un ascenso en su trabajo, o gocen de mejor salud, o se hayan visto favorecidos con una buena suma de dinero que alguien les entregó.El hombre a quien Jesús encontró en el estanque de Betesda no solo padecía parálisis desde hacía 38 años, sino que, al parecer, su corazón estaba lleno de amargura desde hacía la misma cantidad de tiempo, No sería extraño que así ocurriera, porque cuando las aguas se movían a la llegada del ángel, siempre había alguien que se le adelantaba y entraba primero al agua, de donde, según el relato, salía completamente sano. Nuestro hombre, al parecer, no se sentía feliz de que otros dejaran de estar enfermos, de que su mal desapareciera y se sintieran alegres por haber recuperado la salud.Las bendiciones que los demás reciben pueden llevarnos, incluso, a llenarnos de amargura contra Dios. Por esta causa hay muchos que están llenos de resentimiento contra el Todopoderoso. No permitas que esto te ocurra. La amargura es permanentemente destructiva.El Salmo 73 registra la sacudida que sufrió lía fe del salmista Asaf porque llegó a creer que otros eran más dichosos que él. Se expresó así: «En cuanto a mí, se debilitaron mis pies; por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos» (Sal. 73:2, 3).No permitas que en tu corazón crezca la amargura por la prosperidad de los demás. El consejo divino es el siguiente: «Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados» (Heb. 12:14-15). La amargura puede destruir muchas relaciones: la relación con Dios, con nuestros seres queridos y con nuestro prójimo.Esta mañana es muy oportuno que des las gracias al Señor por aquellas personas que han encontrado la salud y han resuelto sus problemas antes que tú. Regocíjate cuando la gracia divina pasa cerca de ti, aunque, según tu parecer, no te toque.
Tomado del Libro de Meditaciones 2009 "Siempre gozosos , experimentando el amor de Dios" del Pastor Juan O. Perla, Más meditaciones en REFLEXIONES PARA VIVIR: http://www.johnsotilonline.blogspot.com/
Comments Off
Mayo 31
Bernabé el animador
Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles.
Hechos 4:36,37


Qué sucedería si nuestras iglesias estuvieran llenas de personas como Bernabé? Revolucionaríamos nuestro entorno, transformaríamos nuestros hogares, cambiaríamos nuestras comunidades. Bernabé era una persona que, "doquiera se encontrara, animaba a los demás a dar lo mejor de sí; avivaba el espíritu de los desanimados; tranquilizaba el corazón de los afligidos; traía gozo y confort a los entristecidos; buscaba al desanimado, al caído, al que había tropezado, y los ayudaba a reafirmarse y entender que el fracaso no es el final. Demostró que el evangelio es la oportunidad de un nuevo comienzo. Este tipo de persona era Bernabé. Cuando la iglesia de Jerusalén sospechaba de la sinceridad de Saulo y no lo quería recibir, Bernabé lo buscó, lo trajo y lo presentó a los apóstoles y a toda la iglesia. Fue el primero en proponer la inclusión de los gentiles. El servicio de Juan Marcos se salvó porque Bernabé creyó en él cuando el apóstol Pablo no quiso llevarlo en el segundo viaje misionero.La iglesia necesita desesperadamente individuos como Bernabé, que animen a los desanimados, que levanten sus corazones. Necesita redentores que restauren. Pide hoy al Señor que te dé el espíritu de Bernabé. Hay muchos corazones sin esperanza; anímalos a perseverar. Diles que Jesús es la esperanza de gloria. Hay muchas personas que., piensan que ya no hay oportunidad para ellos, porque han fracasado muchas veces; diles que lo bueno del evangelio es que siempre se puede deshacer lo malo que hemos hecho y comenzar otra vez. A los marginados diles que Jesús no hace acepción de personas. A los que tienen baja estima propia diles que el cielo pagó un alto precio por ellos. A los que están hundidos en el pecado diles que Cristo es su gran Salvador. A los que son prisioneros de vicios diles que hay un gran Libertador que rompe las cadenas.Vive hoy para ser bendición y sentirás gozo en tu corazón. Medita en estas palabras a lo largo del día:


"Hay corazones a tu alrededor, tristes, cansados, sin paz.


Dales consuelo que alivie el dolor. Torna su llanto en solaz.
Hazme una fuente de bendiciones y que fulgure Cristo en mí.


Hazme un testigo, te ruego, Señor, y un fiel obrero de mi Salvador."
Comments Off

Reflexiones populares

Música de Reflexion

Loading...

Translate/Traductor web

REFLEXIONANDO CON LAS NOTICIAS

Loading...

Seguidores

Archives

Páginas vistas en total

© REFLEXIONES PARA VIVIR. 2010 | This wordpress temeplate was designed by Vcars | Converted to Blogger Templates and Blogger Themes for Shoe Shopping | Discount Watch